¿QUÉ ES?

La Contraloría Social se define como "El conjunto de acciones de vigilancia, verificación y seguimiento que realizan las personas, de manera organizada o independiente, en un modelo de derechos y compromisos ciudadanos, con el propósito de contribuir a que la gestión gubernamental y el manejo de los recursos públicos se realicen en términos de transparencia, eficacia, legalidad y honradez, así como para exigir la rendición de cuentas a sus gobernantes".

También se reconoce como el mecanismo de participación ciudadana organizado para incidir en la acción pública, radica en que vuelve un derecho el principio democrático que los ciudadanos tienen de formar parte de las acciones de gobierno, y además hace de este derecho a la participación, fuente de colaboración en el gobierno para volver a la democracia efectiva. Es decir, no se trata del mero control social y la vigilancia, sino un instrumento que puede incidir en mejorar la eficacia de los gobiernos.